CAMINO AL HOTEL

ENTRAR Y DISFRUTAR

UN HOTEL DE 400 HECTÁREAS
PARA TI EN UN ENTORNO MUY ESPECIAL

Enclavado dentro de una impresionante finca forestal y ganadera de 400 hectáreas y dentro del ámbito protegido del Parque Natural de la Zona Volcánica de La Garrotxa (Girona) se alza este incomparable Hotel. 840 metros nos separan del nivel del mar y las excepcionales vistas al Pirineo, en las montañas del Collsacabra y en la Costa mediterránea dotan a nuestro entorno de un valor incalculable.

Como un tesoro escondido en un bonito rincón del mundo, se erige majestuoso el Hotel El Ventós, enclave de lo más especial y acogedor a la mágica comarca de La Garrotxa. A la llegada, el huésped percibe tranquilidad, paz y silencio, adjetivos que en El Ventós, cobrarán más que nunca su significado original.

El hotel El Ventós se llega serpenteando una carretera de ocho kilómetros mientras vamos ganando altura. Ochocientos cincuenta metros sobre el mar, es una incomparable atalaya desde donde contemplar el paraíso paisajístico que se nos abre ante nosotros, con los Pirineos y la costa mediterránea en la línea del horizonte. Realmente, un privilegio al alcance de pocos hoteles.

Aquí, la singularidad del lugar nos embruja y disfrutaremos de un descanso merecido, donde la naturaleza nos envuelve para convertir nuestra estancia en el hotel El Ventós un placer para los sentidos.

SOLO ENTRAR Y EMPIEZA EL ESPECTÁCULO

Al llegar al Hotel, la primera impresión la recibirá desde el vestíbulo de la entrada: una amplia pared de cristal le permitirá disfrutar de un espectáculo como es el de las montañas que se suceden una tras otra hasta el infinito. En la pared opuesta, orrada de madera, encontrará la recepción, lugar donde le facilitarán el alojamiento y la información que pueda necesitar.

El Hotel el Ventós es fruto de una rehabilitación de una masía que data del siglo XIV y su localización, dentro de un entorno natural privilegiado, hace las delicias de todas las personas que nos visitan y descubren un lugar donde » el silencio se escucha «. Nuestras instalaciones están decoradas con un estilo rústico y moderno cuidando mucho todos los detalles para sentirse como en casa.

Unas grandes terraza. para gozar del paisaje desde cada una de ellas y poder vivir en directo el espectáculo que nos brinda la naturaleza.