INSTALACIONES

JARDINES PARA RELAJARSE

AQUÍ SE PERMITE HUIR DE LA RUTINA

Aquí, la singularidad del lugar nos embruja y disfrutaremos de un descanso merecido, donde la naturaleza nos envuelve para convertir nuestra estancia en el hotel El Ventós un placer para los sentidos.

Los jardines que rodean el Hotel están pensados para que puedas relajarte y sentir la naturaleza viva.

Una piscina de agua salada, un laguito con cascada, una zona para sentarse y tomar algún refresco, una pérgola con braseros para la noche, una sala fitness para los más deportistas y una sala de masajes.

La fusión de la naturaleza con la modernidad nos constata que el encanto natural del hotel El Ventós está pensado en el máximo confort de sus visitantes. Y realmente, así sucede.

«Espacios con encanto y un toque distintivo»